Blogia
Blog de Mario Ortega

El instante preciso

El instante preciso

A la fascinante escultura ecuestre que veis, fotografiada por Landahlauts, los gobernantes del PP granadinos (hombres), con su alcalde a la cabeza, la llamaban despectivamente "el caballo ese".

La agria polémica caballo sí caballo no, se zanjó una noche, gracias a los rediles de una concejal de PSOE llamada Asunción Jódar. Amaneció la figura una mañana de dos mil dos rompiendo la horizontalidad de la casa bailía.

Puesta ahí, se hizo el silencio. Hasta los más torpes sufrieron un escalofrío.

Ojála la misma determinación la hubiese tenido para otras cosas el alcalde de su partido, que perdió estrepitosamente gracias a su indecisión (falta de ideas) en temas clave para la ciudad. Entonces el PSOE tuvo una alianza con IU y PA que llevó a la ciudad a la sumisión externa y a la necrosis interna. No sirvieron ni para gestores.

Ya lo he dicho, la escultura de Guillermo Pérez Villalta me fascina. Sobre el frontispicio de la fachada del ayuntamiento "El instante preciso", que así se llama, aguarda el momento en que esta ciudad se sacuda las miasmas y la polilla. Nos dé un momento de felicidad, abra la ventana por donde entre el aire que cantaba José Mercé, y marque la dirección de la liberación contra la estulticia.

El jinete desnudo lleva los ojos vendados, la esfera de la felicidad en sus manos. El caballo trota elegante en equilibrio con la perfección.

El poeta Antonio Carvajal propuso tres leyendas para circunvalar el reloj de la fachada, fue elegida, con acierto, la tercera.

- "Sé feliz gozando cada instante preciso" 

- "Sé feliz y tus horas marquen este presente"

- "Feliz quien ve sus horas en dorado presente"

---

Soy Verde, eres Verde, SOMOS AHORA.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres