Blogia
Blog de Mario Ortega

ROSA DE ABRIL

Con la captura de Rosa Aguilar para el rosal espinado-espigado del nuevo gobierno andaluz, Griñán consigue dos objetivos: un necesario golpe de efecto mediático –ganar titulares y fotos de gran formato-, y demostrar, ahora, quien manda aquí.

En cuanto a doña Rosa, la alcaldesa de IU pecera-crítica de Córdoba, era algo que se veía venir desde hace tiempo. Se veía venir su pivotaje al PSOE, dado su largo periodo de incubación en el grupo Prisa como tertuliana de bandera. Y dada la incapacidad de sus adláteres comunistas para sumar sin restar hace ya algunos lustros. Prisa no actúa nuca de forma inocente, representa uno de los grandes poderes fácticos de España. Como se ha sabido desde que el largometraje Ciudadano Kane nos revelara la potencia embaucadora de los grandes grupos mediáticos.

El PSOE necesitaba Córdoba capital, ya que tiene perdidas todas las capitales andaluzas sine die, salvo Sevilla y Jaén, y sigue perdiendo espacio electoral en los grandes núcleos de población andaluces. Doña Rosa obstaculizaba esta apetencia. Griñán ha precipitado el proceso de abducción. Aunque de la forma en que se ha hecho, entregará Córdoba al PP, eso será en las próximas municipales. Es un pronóstico a dos años, por supuesto.

El electorado vota coherencia y valores mucho mas que programa. Por eso, el daño colateral grave es para la decrépita IU, que vive una ilusión óptica con seis diputados en el parlamento andaluz. Un golpe mortal que pagará sin duda en los marcos políticos andaluces y madrileños, en el resto no, porque, de facto, ya no existe.

El calculo estratégico del partido que gobierna Andalucía pasa por desactivar la oposición por la izquierda, y sumar mas voto útil ante el previsible crecimiento del PP. Dando por supuesto y conociendo, por las encuestas de carácter interno, la tendencia alcista de la derecha andaluza.

Otro pronóstico: mientras el daño de imagen infligido a IU es irreversible y perdurará en el tiempo pues afecta a la ética, el compromiso y los valores, para las expectativas de apoyo electoral a largo plazo del PSOE andaluz es irrelevante. La operación Rosa Aguilar es flor de un día para el PSOE. En dos meses, tal vez tras el verano, estará olvidada, y los problemas de la economía y el empleo, y la educación y la justicia y el paro seguirán siendo los mismos pero mas graves. Rosa de Abril será una mas en el gobierno andaluz, gestionando obras Públicas se las tendrá que ver con quienes quieren que todo cambie para que todo siga igual. No obstante le deseo suerte.

Desde hace muchos años, en IU el que no sale por la puerta de alante, sale por la puerta de atrás. En medio, en la casa común, ya solo está un PCE sin versión de futuro. La bandera anticapitalista, en cuyo envés se ve la hoz y el martillo como alternativa, les llevará directamente al ostracismo. No basta plantar cara al sistema con la faz tirana de las maneras comunistas. O construimos un mundo donde las relaciones sean justas y las ideas sean libres de verdad, y las propuestas y la participación no están marcadas por el control de los paertidos, o nos vamos a pique sin que nadie pueda escapar en cohete a Marte.

Conclusión IU pierde, PSOE empata, PP gana. Con estos estrategas y sin nuevas ideas el futuro panorama político andaluz otoñal pinta desolador.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Gerardo Pedros -

Muy buen análisis Mario. Además aqui en Cordoba todo el mundo dice que teledirigira al nuevo alcaldeso Ocaña desde la Consejería.
Al alcaldeso Ocaña un periodico local lo llamaba hace poco el amigo de Sandokan.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres